• Portada
  • Nacional
  • Política
  • Economía
  • República
  • Internacional
  • Deportes
  • Cultura
  • Tecnología
  • Opinión
  • Por Héctor Murillo Cruz

    Opinión

    CONSPIRACIÓN TRUMP-PUTIN

    CONSPIRACIÓN TRUMP-PUTIN


    Cronolíneas de México


    Por: Héctor Murillo Cruz


    Enero 09, 2018 20:01 hrs.

    Nacional › México › Ciudad de México

    Política

    En memoria de Raymundo J. Ramos Gómez, escritor, funcionario y amigo.

    ’Conspiración: cómo Rusia ayudó a Trump a ganar las elecciones’, por Luke Harding, aparece en por lo menos veinte países simultáneamente. Uno de sus pilares es el ex espía británico Christopher Steele, del MI-6, un ícono al estilo de la serie del 007, James Bond, que causó sensación en el mundo occidental y constituye una revancha del ex corresponsal inglés de The Guardian, a la expulsión orquestada de Harding por los servicios de espionaje rusos mediante la captura sorpresiva y deportación, tal cual no ocurría desde la Guerra Fría.
    Tal lanzamiento librero simultáneo expresa una combinación de los polos comercial y cultural característicos de los negocios editoriales, en este caso de Penguin Ramdom House Grupo Editorial S.A.U. de Barcelona, España, demostrativo de que los divididos hispánicos no están en la lona.
    En la publicación del Fondo de Cultura Económica: Azteca Boletín Bibliográfico Internacional, Año II, número 13, de junio de 1991, Raymundo Elgeta y Rafael Izquierdo, reconocen que ’La industria editorial mexicana añora una era dorada que se sitúa en las décadas de los sesenta y setenta. En aquella época la industria nacional editaba 15 mil títulos anuales’…
    Las características de la obra de Harding apuntan desde el prólogo a una ofensa mayor cometida por Trump: ’Las conclusiones de (el espía por 22 años) Steele eran sorprendentes, y el dossier resultante acusaría al presidente electo del más grave de los delitos: la colusión con una potencia extranjera. Esa potencia era Rusia. El presunto delito –negado y debatido con vehemencia y en ciertos aspectos clave improbable- era una traición. El nuevo presidente de los Estados Unidos de América era –se rumoreaba- un traidor.’
    Vladimir Putin aparece como un espía, forjado por la KGB de rango mediano quien se inició en Alemania Oriental y luego enviado a San Petersburgo, después de -según él- la desaparición de la Unión Soviética: ’la mayor catástrofe geopolítica del siglo XX.’ Durante su primera estancia en Moscú, Donald Trump fue señalado de cometer actos sexuales pervertidos, cualquier cosa que signifique eso.
    Fue el Foro de Seguridad Internacional de Halifax, Nueva Escocia, lugar de desembarco de millones de migrantes europeos al Nuevo Mundo, donde el senador republicano John McCaine fue informado del contenido del dossier del espía Steele y quedó consternado.
    Pulcramente impreso el libro ’Conspiración’ de Luke Harding es un cañonazo mundial. Su traducción por Francisco J. Ramos Mena es aceptable salvo en el uso de términos como ’gilipolla’, imposibles de entender en México, Centroamérica, El Caribe y Sudamérica.
    También sobresale el uso de créditos foráneos como el de la portada de Roberto Service, de la Universidad de Oxford, o en la contraportada: Moscú, julio de 1987, primera visita de Trump a Rusia; Londres, diciembre de 2016, sobre la reunión con el jamesbondiano Steele, donde decidieron seguir dos líneas de investigación: el dinero y las mujeres; o Washington, enero de 2017, sobre el explosivo dossier elaborado por Steele, de ’cómo el Kremlin estuvo cultivando y apoyando’ a Trump durante años y cuál información tienen sobre su persona. Trump responde en Twitter: ’¡NOTICIA FALSA!’ (Continuará).
    PARTIDOS DEVALUADOS
    De acuerdo con los resultados de las últimas elecciones en las diferentes entidades del país, la tendencia del voto ciudadano está dirigida más por el candidato que por el partido postulante; es decir: las ideologías son ya cosa del pasado, utopías históricas cada vez más olvidadas.
    Por ello en la próxima justa electoral, donde el voto de los jóvenes será determinante, los candidatos deberán orientar sus estrategias hacia la seducción de ese sector de la sociedad que junto al femenino harán la diferencia en los resultados. Aunque parece simple, no es tan fácil atraer la atención, sobre todo de los jóvenes en los asuntos políticos como las propuestas de reformas legislativas para mejorar el bienestar de la sociedad, por lo cual algunos precandidatos se han inclinado a utilizar las redes sociales para atraer a los posibles votantes con promesas de beneficios económicos o de otra índole –como la oferta de pensiones o renta universal– sin condicionarlos a la aprobación del Congreso el cual, de acuerdo a la Constitución, es el poder que aprueba la Ley de Ingresos y el Presupuesto de Egresos (en el caso de la Cámara de Diputados), y sobre todo, la fuente de financiamiento para hacer factibles dichos beneficios cuyo costo se antoja astronómico.
    A un lado de la postura demagógica de algunos candidatos, también cabe considerar: en un gran sector de la sociedad en general priva una tendencia cada vez mayor hacia el abstencionismo, la primera consecuencia del vacío causado por la declinación de la ideología que, por la ambición de los capos de los partidos, se ha ido a la basura.
    Es de esperar entonces: el ganador de la presidencia sea aquél candidato que deje a un lado la estrategia de las viejas campañas políticas sustentadas en el abanderamiento de una supuesta ideología de ’centro’, de ’izquierda’ o ’derecha’, utilizando la publicidad gratuita para agredir al adversario, para ofrecer en cambio, con seriedad, propuestas de reformas y programas sociales que -sin caer en la demagogia- sean viables y mejoren los índices de bienestar de los mexicanos. (Francisco Javier Fonseca, Corresponsal en Querétaro)
    DESPUÉS DE GUADALUPE-REYES
    Ya pasadas las celebraciones y festividades de navidad, año nuevo y reyes, volvemos a la vida cotidiana; es decir, a la lucha diaria por sobrevivir en condiciones diversas, en su mayoría contrarias a las cuales todos tenemos derecho: trabajo, salud, seguridad, alimentación, ambiente social y educación adecuada. Pero el horno no está para bollos y deberemos conformarnos con lo que nuestro país nos brinda. No más.
    Este año 2018 llega cargado de bastante incertidumbre social y política. Principalmente política. En Julio habrá de votarse por un nuevo poder ejecutivo; ahí es donde casi todos vemos la posibilidad de un cambio real para acabar con tanto descontrol gubernamental arrastrado de mucho tiempo atrás. Los mexicanos esperamos pacientes o impacientes nuevas formas de llevar las riendas políticas internas y hemos llegado al punto: o cambiamos o cambiamos. La disyuntiva estará en nuestras manos, responsabilidad y en nuestra conciencia cuando tengamos la oportunidad de sufragar en la urna, teniendo la oportunidad de elegir a quienes tomarán las directrices de México para aplicar las promesas y compromisos de campaña. Acá en Jalisco estaremos en esas mismas condiciones y votaremos por un nuevo gobernador, legisladores y renovaremos las 125 alcaldías. (Ricardo Alcalá, Corresponsal en Jalisco).
    PERIODISTAS (ALGUNOS SIN SUELDO)
    El verdadero problema consiste en la desprotección de los periodistas desde sus lugares de trabajo. Los sueldos miserables en empresas cuya finalidad es exaccionar al gobierno local o a quien se deje, sin mayor importancia para la información. Ese es otro disfraz, así el alto comisionado de la ONU se llena la boca con los mismos lugares comunes de toda la vida, (Rafael Cardona, La Crónica)
    DOS PELIGROS MUNDIALES
    Si no fuera porque está en peligro la supervivencia misma de la humanidad, el pleito personal que se han declarado los mandamases de Estados Unidos, Donald Trump y de Corea del Norte, Kim Jong-un, nos movería a todos en el mundo a una hilaridad incontenible.
    DOS PELIGROS MUNDIALES
    En efecto, todos los habitantes de este planeta tierra, por lo que se ve, se palpa y se siente, estamos a expensas o dependemos de dos mentes infantiles a quienes sus pueblos han colocado en los lugares más precisos para desencadenar la tercera guerra nuclear que indudablemente sería la última, puesto que no quedaría nadie para contar dicha hecatombe.
    De ninguna manera es aceptable y menos entendible que el líder de Corea del Norte, Kim Jong-un, haya proclamado en su tradicional discurso de año nuevo que Washington nunca podrá iniciar una guerra contra su país ahora que su nación ha desarrollado la capacidad de llegar a todo el territorio continental estadounidense

    Comparte

    Escríbe al autor

    Escribe un comentario directo al autor